DÍA DEL PAPA, SAN PEDRO Y SAN PABLO

El día de hoy es para nosotros sagrado, porque en él celebramos el martirio de los santos apóstoles Pedro y Pablo. Esta celebración recuerda que San Pedro fue elegido por Cristo: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”, quien con humildad aceptó la misión de ser “la roca” de la Iglesia.

Asimismo, se conmemora a San Pablo, el Apóstol de los gentiles, que antes de su conversión era perseguidor de los cristianos y pasó, con su vida, a ser un ardoroso evangelizador para todos los católicos, sin reservas en el anuncio del Evangelio. Ellos ofrecieron su vida por Cristo y gracias a su actividad misionera.

El Papa por su parte, como Sucesor de Pedro y Vicario de Cristo, es el principio y fundamento perpetuo y visible de unidad, así de los obispos como de la multitud de fieles. Es Pastor de toda la Iglesia y tiene potestad plena, suprema y universal. Por ello se festeja también en esta fecha el día del Sumo Pontífice.

Tenemos que tomar consciencia de que estamos en una nueva cultura, esta cultura digital en la que están insertados todos los jóvenes de hoy, donde se han creado nuevos lenguajes, donde hay una nueva escala de valores, donde hay mucha información. Y entonces, hoy la Iglesia necesita ver cómo evangelizar este continente digital. No tanto cómo utilizar los medios, sino ver cómo poder presentar a Cristo y hacer que a través de un mensaje que llegue al corazón de ellos pueda infundir verdaderamente el deseo de conocer la fe, de vivirla”.

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.